SOBRE DECISIÓN DEL CONSEJO DE ESTADO RESPECTO AL FRACKING

Miércoles, 10 de marzo de 2021.

El día de mañana, 11 de marzo de 2021, la Sala Plena de la Sección Tercera del Consejo de Estado tendrá en sus manos la decisión de fondo y en única instancia sobre la nulidad de las normas que disponen los parámetros técnicos y procedimentales para la exploración y explotación de hidrocarburos en Yacimientos No Convencionales mediante fracking. Este será el primer fallo de una alta corte sobre esta controvertida técnica, y puede llegar a dar un mensaje fundamental sobre la necesidad de proteger el derecho de las futuras generaciones a disfrutar de un ambiente sano en el contexto de la crisis climática, el mayor reto al que nos hemos enfrentado como humanidad.

Esta sentencia pondrá fin al proceso judicial iniciado por el Grupo de Litigio de Interés Público de la Universidad del Norte en contra del Decreto 3004 y la Resolución 90341. Una decisión coherente con lo acontecido durante el juicio debería llevar a declarar la nulidad de las normas, ya que estas no atienden los riesgos graves e irreversibles para el ambiente y la salud humana que, como se demostró, están asociados a la técnica del Fracking. Una decisión coherente responderá a la solidaridad intergeneracional que ha sido ampliamente reconocida como valor constitucional por todas las Altas Cortes de este país. Así se constató en los dos informes del peritaje de la Universidad Nacional y en el alegato final de la Procuraduría General de la Nación. No obstante, la nulidad en sí misma no es suficiente. El Gobierno Nacional viene avanzando desde el año pasado en una nueva estrategia para la implementación del Fracking conocida como Proyectos Piloto de Investigación Integral.

El fracking debe ser censurado en cuanto contradice nuestra Constitución ecológica de 1991, el Acuerdo de París, el Convenio de Río de Janeiro, la Convención Ramsar, entre otros instrumentos del derecho internacional de los derechos humanos. Los jueces deben controlar la constitucionalidad y legalidad de las normas y deben recordarle a la Rama Ejecutiva que en este país se legisla y se administra respetando los derechos humanos de los colombianos y del ambiente.

La Rama Judicial, hoy por hoy, constituye una de las últimas esperanzas que tenemos los colombianos para ser escuchados y participar en los asuntos ambientales que nos afectan. A pesar del llamado de dos relatores de Naciones Unidas al Congreso de la República en el sentido de prohibir el Fracking, la aprobación de una ley que lo materialice seguirá siendo una utopía, mientras el legislativo siga siendo, con notables excepciones, portavoz del Gobierno y las corporaciones.

Por esta razón, las comunidades ribereñas del Magdalena Medio, jóvenes, pescadores, aquellas, y aquellos que han sufrido por más de un siglo la explotación petrolera en su región, fijan todas sus esperanzas en el Consejo de Estado. Confiamos en que no desaprovechen esta oportunidad única que tienen para tomar una decisión que garantice los derechos fundamentales de las actuales y futuras generaciones y atienda de manera efectiva los llamados de los organismos internacionales, de la academia y de las comunidades, sobre la necesidad de ponerle freno, no a una técnica, sino a un modelo que profundiza la crisis climática, los conflictos ambientales, la degradación de los ecosistemas, la desigualdad y la pobreza.

Por su trascendencia ambiental, social y climática, la decisión que está en sus manos, honorables magistrados, es histórica: ustedes podrán guiarnos en el sendero de un nuevo país donde la valoración de nuestra megadiversidad se abra paso sobre los intereses que pretenden atar nuestro destino al modelo que nos tiene al borde del colapso. Esperamos de ustedes la sapiencia necesaria para visualizar el futuro en los retos del presente. La valentía para sentar una postura única en la región. Su fallo se inscribiría en la historia como una nueva mirada del mundo, en el que la prevalencia de la vida está por encima de cualquier interés. Un texto digno de incubarse en los ríos, mares, selvas y montañas del país; esos que todas y todos nos debemos, y que hemos añorado tanto en esta pandemia.

Contactos de prensa: Equipo jurídico – Alianza Colombia Libre de Fracking.
• Juan Pablo Sarmiento, 3005514583
• Carlos Lozano, 3005640282
• Yeny Rodríguez, 3107787601
• David Uribe, 3115534164

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s